playonlinux

Wine – Ejecutar .exe en Linux

Posted on Actualizado enn

Por distintas razones, es posible que te veas en la necesidad de correr un programa para Windows en Linux. Puede ser que no exista una versión para Linux, que la versión para Windows sea mejor o más profesional… o simplemente tu preferida. También puede ser que necesites usar ese programa porque es el “estándar” de la industria en la que trabajás o porque ningún programa de Linux soporta el tipo de archivos o documentos creados con tu programa para Windows en otra compu.

Antes de comenzar con las intrucciones, me parece necesario hacer una breve reflexión: una vez que instales Linux existen muchas formas de correr aplicaciones Windows, incluso existe la posibilidad de instalar Windows en una máquina virtual, que podrás correr directamente desde Linux.

Ahora si a la teoria, segun mamá Wikipedia: Wine (acrónimo recursivo en inglés para Wine Is Not an Emulator, que significa «Wine no es un emulador») es una reimplementación de la interfaz de programación de aplicaciones de Win16 y Win32 para sistemas operativos basados en Unix. Permite la ejecución de programas diseñados para MS-DOS, y las versiones de Microsoft Windows 3.11, 95, 98, Me, NT, 2000, XP, Vista y 7”.

Dicho esto podemos decir que Wine es una capa de adaptación (un cargador) capaz de ejecutar aplicaciones de Windows en Linux y otros sistemas operativos compatibles con POSIX. Aplicaciones Windows ejecutadas en Wine se comportan como los programas nativos, ejecutandose sin las restricciones de memoria o comportamiento de un emulador, y con una apariencia similar a la de otras aplicaciones en tu escritorio.

Instalando Wine

Para instalar Wine en Debian y derivados:

#apt-get install wine

Configurando Wine

Ya tenemos en Aplicaciones el Menú de Wine, desde donde podemos tener acceso a los programas de Windows y Configurar Wine, también podemos configurar desde una terminal con el comando winecfg, Esto hará que se cree la carpeta .wine y abrirá una ventana de aspecto similar a windows.

Falta mas que leer…